• Comentarios de la entrada:Sin comentarios

¿Has visto a esas chicas que cuando se casan tienen un check list de todo lo que soñaron desde niñas? Ya bueno, esa no soy yo. Tampoco pienses que soy una grinch, porque he llorado en casi toda boda a la que he ido, me he emocionado ayudando a organizar algunas y siempre le hacía porras a la novia.

Cuando el señor Random y yo decidimos casarnos, me pareció oportuno tomar las riendas de la organización. Toda mi vida he estado involucrada en la gestión de eventos, desde pequeños, con 20 invitados, hasta nacionales, con más de 5000 participantes. Si bien ninguno de los dos teníamos ideas concretas respecto a la boda, sabíamos que queríamos algo íntimo, y así fue.

Pasé por muchos tipos de proveedores, me encanta investigar y soy exigente en el servicio. Conocí wedding planners que me querían vender a toda costa la boda Disney, cuando yo no me estaba casando con un príncipe, si no un vikingo. Luego de mucho buscar, debatir, y comparar, me he quedado con los mejores proveedores que pude encontrar. No solo son precios acordes, pero me han dado una atención que me dejó con ganas de planear alguna otro evento más.

Miguel Celis Planner

Conocí a Shirley por WhatsApp en un día de ocio en el trabajo. Estaba buscando proveedores (no tenía ni anillo) y me crucé con su página. Nos pusimos a hablar y ahí comenzó una relación online por casi 4 meses hasta que me animé a citarla, ya tenía local – mi jardín.

Shirley y Miguel son pareja, por ende entienden muy bien la vibra romántica al planear una boda. Las primeras reuniones las tuve con Miguel, quien nunca me impuso nada, por el contrario me dejó soñar mis ideas sencillas y básicas tal como las quería. Me hizo sugerencias, obvio, es su chamba, pero nunca me dijo: esto es mejor que lo tuyo. Me dio confianza, me dio seguridad y me validó que la boda que estábamos construyendo sería excelente siempre y cuando sea como nosotros queríamos y no como a él le podría parecer.

Contáctalos en este enlace o escríbeles a: 919 030 629

a Mr. Random y a mi nos encanta la decoración andina, y Celis Planner le puso detalle a todo.

Meraki Cupcakes & Cakes // Decorela Artesanías

Si me conoces personalmente, o si sigues mis redes sociales sabes que soy fan número 1 de Meraki Cupcakes, muy aparte que estuve involucrada en su fundación. No podía tener una boda sin una torta que me hicieran ellas. Como no somos tan tradicionales, les pedimos que no sea totalmente blanca, sino que unieran mi bandera blanquirroja con su blanquiazul (y no, no somos aliancistas).

Mr. Random y yo queríamos nuestros muñecos personalizados, en una página de bodas me recomendaron una proveedora pero cuando vi sus productos no me gustaron mucho, luego llegué a Decorela Artesanías por un post en Instagram, le escribí e hicimos clic al instante.

Contacta a estos proveedores aquí:

Meraki Cupcakes & Cakes – clic aquí

Decorela Artesanías – clic aquí

El relleno de la torta estaba para comer hasta no poder respirar, en serio.

El fotógrafo de mi boda

Robert y yo nos conocemos hace cuchurrumil años, y quizá mi posición frente a la calidad de sus fotos puede estar parcializada, pero la opinión de mi chico era la neutral, y él amo cada foto. Un fotógrafo no solo debe saber hacer buenas tomas, necesita darte confianza, y eso es lo que encuentras al trabajar con Robert.

Mi vikingo y yo no sabemos qué hacer con nuestras existencias cuando somos el foco de atención, somos unos ratones de biblioteca. Robert nos brindó un espacio de confianza en la sesión pre boda, en el civil y en la ceremonia. Para serte honesta, no quería que las fotos terminaran, su foco te la libertad y ganas de más tomas.

Si quieres sus servicios lo encuentras dando clic aquí o llamándolo a 992 046 700.

La foto me encanta porque él me dio ese anillo de compromiso y yo le regalé ese reloj.
Pd. Los aros los mandamos a realizar con Joyería Salazar (los encuentras aquí), y ha sido una de las mejores inversiones que hemos hecho para nuestro matrimonio.

Florería T’ikay

Si quieres saber un poco más de las fundadoras puedes leer la entrevista que les hice. Fue tan buena nuestra química en zoom que les propuse decorar con flores bellas mi día.

Las chicas T’ikay no solo tienen una paciencia infinita – porque cambié mi pedido como 5 veces, también tienen una química genial. Saben un montón sobre flores y te harán las mejores recomendaciones en cuanto a color, estilo y temporada.

Puedes ubicarlas en este enlace.

Aquí mi bouquet, está hermoso, ¿no?

Belén Rodríguez / José Alonso

Si no fuera porque las fotos quedarían para la memoria, probablemente me hubiera casado con el cabello chorreando agua y con mi típico labial rojo. Mr. Random estaría con su barba alborotada y con su cabeza sin afeitar por 2 días. Como este es uno de los días más importantes de nuestras vidas, decidimos ponernos bonitos.

De mi peinado y maquillaje se encargó Belén Rodriguez, la puedes contactar al 936 472 010. Las barbas de Mr. Random estuvieron a cargo de José Alonso, a él lo puedes contactar en su cuenta de Instagram dando clic aquí. Ambos son super profesionales, puntuales y entienden muy bien a sus clientes.


Querida novia, querido novio, todos, absolutamente todos, tendrán una opinión sobre cómo debería ser su boda, escúchenlos pero ejecuten solo lo que ustedes quieran. A nosotros nos sugirieron mil cosas, algunas las tomamos en cuenta, otras las archivamos.

La boda, así como el matrimonio, es el sueño y proyecto de ustedes dos. Si te quieres casar montada en un pony, adelante. Si quieres casarte en la playa y repartir cajitas felices de McDonald’s, adelante. Si te quieres casar en tu sala con 5 invitados y el resto en zoom, adelante. Si te quieres casar cubierta en oro, y no afecta tu presupuesto familiar (se gasta con conciencia, siempre), adelante.

Sobre cómo manejar el estrés, o qué tener en cuenta para organizar un boda, escribiré más adelante. Este artículo era solo para contarte de mis proveedores, que ahora son mis cómplices. No podría estar más agradecida de haberlos encontrado.