Sobre lo que no es el amor

A mi me gusta observar la dinámica de las parejas, la forma en que se complementan, pero también los indicios que esa relación nunca debió comenzar. No sé mucho sobre el amor, aún sigo aprendiendo y explorando las facetas de este sentimiento para algunos, y una decisión para mí.

Hoy es San Valentin y muchas parejas se llenarán de corazones, chocolates y cenas caras para seguir celebrando su relación o para intentar tapar las miles de razones por las cuales ya no deberían seguir intentándolo. El rojo es un color muy cegador que te distrae de la realidad de manera fácil Hoy vengo a pincharte ese globo en forma de corazón que compraste para tu noche especial.

FB_IMG_1524680746140.jpg
¡Por favor!

Si te da miedo contarle algo porque sabes que reaccionará mal, si tienes que ocultarle cosas porque no sabes si le gustará, si tienes que hacer planes a escondidas porque sabes que no te lo permitirá, si le guardas información porque sabes que tiene poco tolerancia a cosas nuevas.

Si controla tus gastos, si regula la forma en que te vistes porque a él no le parece, si no te deja salir sola. Si tu crecimiento profesional no es de su interés. Si tiene que alzarte la voz y por lo tanto tú te vuelves chiquita. Si te toca en contra de tu voluntad. Si piensa que tu única misión en la vida es hacerlo feliz.

Si desaprueba tus amistades sin siquiera conocerlas, si restringe tus tiempos de calidad con tus amigos. Si controla tus horarios y qué haces en tus tiempos libres. Si no le da a tu familia el lugar que le corresponde en tu vida. Si te pide que mientas por él. Si no te toma en serio cuando tienes nuevas ideas y proyectos. Si dejas de ser tú misma para ser el diseño que él quiere que seas.

Si no respeta tus creencias religiosas y tampoco se interesa en aprender sobre ellas. Si no escucha tus historias porque no son importantes o las considera bobas. Si no toma nota de los detalles que pasan en tu vida. Si no te da el lugar que mereces en su vida. Si se burla de tus errores y no te ayuda a crecer como persona.

Si no disfrutas de los silencios a su lado, y en realidad temes por lo que pueda pasar. Si no te respeta ni en público ni en privado. Si te intimida para hacerte cambiar de opinión. Si juega con tus emociones y nunca cumple su palabra.

Si hace estas cosas y otras más que te ponen la piel de gallina o te dan ansiedad de la mala, entonces no es amor, y este no es el San Valentin que te mereces. Déjalo, que te mereces un príncipe azul en caballo blanco, o como a mi me gusta soñar, un vikingo barbudo con quien conquistar el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s